¿Cómo controlar a los niños en Misa? Mira estos consejos!!!

Todos sabemos que la Iglesia es un lugar para adorar a Dios y por lo tanto es un lugar donde todos debemos comportarnos de forma respetuosa y en silencio; pero cuando asistimos a misa con niños pequeños, la tarea se puede tornar un poco difícil.

  • Algunos consejos que pueden ayudar a los padres a lidiar con esos momentos en que los niños parecen salirse de nuestro control:
  • Si es posible, llega temprano, para que te sientes en un lugar ventilado o cerca de una puerta, para que los niños no se "sofoquen" con el calor. Algunas veces es bueno sentarse adelante, para que los niños no se distraigan.
  • Si es un día solemne, le puedes platicar de antemano lo que verán en misa, por ejemplo: Misa de Navidad, Misa de Pascua, etc.
  • con ropa cómoda, nada ajustado, ni ropa que les cause calor.
  • Enséñales la importancia del signo de la paz, que no es un saludo.
  • Antes de salir, pregúntales si quieren ir al baño o si quieren beber agua... esto para que no interrumpan la misa.
  • Si es posible, siéntate cerca de otra familia que lleve niños de la misma edad, así tus hijos se mantendrán ocupados viendo a los otros niños.
  • Si uno de tus hijos es un poco hiper-activo, trata de no sentarlo al lado de tu otro hijo, para que no se peleen entre ellos.
  • Llama su atención a lo que dice el sacerdote: "ahí viene el AMEN.", "ahora ahí viene el GLORIA A TI SEÑOR JESUS", "Y CON TU ESPIRITU".
  • Enséñales los cantos que popularmente se cantan en tu catedral o parroquia, para que ellos participen de los cantos también.

Jesús dijo: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos.» Mateo 19:4.

Comparte y evangeliza en las redes sociales::