¿que hacer con los rosarios o imágenes religiosas rotas?

Cuando el sacerdote bendice los rosarios, el agua, las imágenes, las palmas, los crucifijos y otros objetos para el culto religioso, la Iglesia dice que esa bendición sacerdotal es para siempre y por lo tanto deben ser manejados con reverencia y suma cautela.

Según el Código de Derecho Canónico, en el canon número 1,171 se puede leer:

“Se han de tratar con reverencia las cosas sagradas destinadas al culto mediante dedicación o bendición, y no deben emplearse para un uso profano o impropio, aunque pertenezcan a particulares”.

Esto significa que no debemos tirarlos a la basura o en algún lugar inapropiado. Lo recomendable es tratarlo como se trataría a una persona fallecida.

¿Qué podemos hacer?

1) Enterrarlo: Podemos enterrar los rosarios o imágenes rotas, o cualquier otro objeto bendecido por un sacerdote.
2) Quemarlo: También está la opción de quemarlo, con la condición de que las cenizas deben ser enterradas.
3) Repararlo: Si una imagen sufrió una fractura, entonces lo primero es tratar de repararla; existen personas que restauran imágenes. Puede preguntar en su parroquia si alguíen conoce a un restaurador de imágenes. En el caso de una biblia con las hojas sueltas, la puede llevar a una imprenta para que se la reparen.
4) Vertirlos en tierra: Esto para el caso de agua bendita o santos óleos. Se recomienda vertilos cerca de una planta o en una maceta que no pueda ser maltratada o dañada por alguna persona o animal.
5) Llevarlos a la Sacristía: Las sacristías tienen un lavado especial en el cual se lavan y/o se purifican los vasos o recipientes usados para la consagración en la Santa Misa; por lo que le puede pedir ayuda a su párroco.

Casos especiales

En caso de casas, autos y demás objetos que en algún momento usted le pudo haber pedido a un sacerdote que llegara a bendecirlo y ahora usted necesita venderlo; pues puede venderlo sin ningún problema, siempre y cuando haga una oración en la cual le agradezca a Dios por ese objeto que él le dio y que ahora venderá, para que le sea de bendición al nuevo dueño.

Oración al enterrar, quemar o vertir en tierra un objeto bendecido

Dios Todopoderoso, este universo entero es la manifestación externa de Tu amor por nosotros. Señor, tú dijiste: si no te alabamos, incluso las piedras comenzarán a alabarte. Las estrellas brillaron intensamente en tu nacimiento y la tierra tembló a tu muerte.

Todo esto muestra que no solo los humanos, sino también todas las criaturas vivientes de este mundo, participan activamente en el acto salvador de Jesús. En ese momento, probaste que no solo eres el Señor de la humanidad, sino también del cielo y la tierra y de todas las cosas que hay en ella.

Por lo tanto, oramos para que nos des la fe y la sabiduría para disponer de estos objetos benditos de la manera que sea grata para ti. De la misma forma devota que sirvieron para proclamar Tu palabra hasta los confines de la tierra y glorificar Tu nombre.

Comparte y evangeliza en las redes sociales::