Todo sobre el Sagrado Corazón de Jesús

Origen

En el año de 1675, el 16 de junio, en el siglo 17, en Paray-le-Monial, Francia, nuestro Señor se le apareció a Santa Margarita María de Alacoque, una humilde religiosa; A ella le mostró su Corazón. En esta visión, su Corazón estaba rodeado de llamas de amor, coronado de espinas, y tenía una herida abierta de la cual brotaba sangre y del interior salía una cruz.

Nuestro Señor Jesucristo le dijo a Santa Margarita María de Alacoque:

«He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres, y en cambio, de la mayor parte de los hombres no recibe nada más que ingratitud, irreverencia y desprecio, en este sacramento de amor.»

La devoción en sí está dirigida a la persona de Nuestro Señor Jesucristo y a su amor no correspondido, representado por su Corazón. Los actos esenciales de esta devoción: amor y reparación.

1) Amor, por lo mucho que Él nos ama.

2) Reparación y desagravio, por las muchas injurias que recibe sobre todo en la Sagrada Eucaristía.

Promesas a los devotos del Sagrado Corazón de Jesús

1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado.

2. Pondré paz en sus familias.

3. Les consolaré en sus penas.

4. Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte.

5. Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.

6. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.

7. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente, el Océano infinito de la misericordia.

8. Las almas tibias se volverán fervorosas.

9. Las almas fervorosas se elevarán a gran perfección.

10. Daré a los sacerdotes el talento de mover los corazones más empedernidos.

11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, y jamás será borrado de El.

12. Les prometo en el exceso de mi misericordia, que mi amor todopoderoso concederá a todos aquellos que comulgaren por nueve primeros viernes consecutivos, la gracia de la perseverancia final; no morirán sin mi gracia, ni sin la recepción de los santos sacramentos. Mi Corazón será su seguro refugio en aquel momento supremo.

Las condiciones para ganar esta gracia son 3

1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción.

2. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.

3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

Oración ante una imagen del Sagrado Corazón de Jesús

Oh amantísimo Jesús, como expresión de mi gratitud y en satisfacción de mis pecados yo, [decir su nombre], os doy mi corazón. Me consagro enteramente a Vos y me propongo nunca más ofenderos o despreciar vuestra santa gracia.

Oración para pedir por un milagro al Sagrado Corazón de Jesús

Oh Divino Jesús que dijiste: «Pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca encuentra, y a quien llama se le abre». Mírame postrado a tus plantas suplicándote me concedas una audiencia. Tus palabras me infunden confianza, sobre todo ahora que necesito que me hagas un favor:

(Se ora en silencio pidiendo el milagro)
¿A quién he de pedir, sino a Ti, cuyo Corazón es un manantial inagotable de todas las gracias y dones? ¿Dónde he de buscar sino en el tesoro de tu corazón, que contiene todas las riquezas de la clemencia y generosidad divinas? ¿A dónde he de llamar sino a la puerta de ese Corazón Sagrado, a través del cual Dios viene a nosotros, y por medio del cual vamos a Dios?

A Ti acudimos, oh Corazón de Jesús, porque en Ti encontramos consuelo, cuando afligidos y perseguidos pedimos protección; cuando abrumados por el peso de nuestra cruz, buscamos ayuda; cuando la angustia, la enfermedad, la pobreza o el fracaso nos impulsan a buscar una fuerza superior a las fuerzas humanas.

Creo firmemente que puedes concederme la gracia que imploro, porque tu Misericordia no tiene límites y confío en que tu Corazón compasivo encontrará en mis miserias, en mis tribulaciones y en mis angustias, un motivo más para oír mi petición.

Quiero que mi corazón esté lleno de la confianza con que oró el centurión romano en favor de su criado; de la confianza con que oraron las hermanas de Lázaro, los leprosos, los ciegos, los paralíticos que se acercaban a Ti porque sabían que tus oídos y tu Corazón estaban siempre abiertos para oír y remediar sus males.

Sin embargo... dejo en tus manos mi petición, sabiendo que Tú sabes las cosas mejor que yo; y que, si no me concedes esta gracia que te pido, sí me darás en cambio otra que mucho necesita mi alma; y me concederás mirar las cosas, mi situación, mis problemas, mi vida entera, desde otro ángulo, con más espíritu de fe.

Cualquiera que sea tu decisión, nunca dejaré de amarte, adorarte y servirte, oh buen Jesús.

Acepta este acto mío de perfecta adoración y sumisión a lo que decrete tu Corazón misericordioso. Amén.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre.

Sacratísimo Corazón de Jesús, en Vos confío. (3 veces).

Letanías al Sagrado Corazón de Jesús

-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, ten piedad de nosotros.
-Señor, ten piedad de nosotros.
-Cristo, óyenos.
-Cristo, escúchanos.

-Dios, Padre Celestial, ten piedad de nosotros
-Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
-Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
-Santísima Trinidad, que eres un solo Dios, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, de infinita majestad, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, templo santo de Dios, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, santuario de la justicia y del amor, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, digno de toda alabanza, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, en quien se hallan todos los tesoros de la sabiduría, y de la ciencia, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, en quien reside toda la plenitud de la divinidad, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, en quien el Padre se complace, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, deseado de los eternos collados, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, paciente y lleno de misericordia, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, generoso para todos los que te invocan, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, colmado de oprobios, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, triturado por nuestros pecados, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, traspasado por una lanza, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, víctima por los pecadores, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren, ten piedad de nosotros
-Corazón de Jesús, delicia de todos los santos, ten piedad de nosotros

-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos Señor.
-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos Señor.
-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
-Jesús, manso y humilde de Corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo.

Oración

Oh Dios todopoderoso y eterno, mira el Corazón de tu amantísimo Hijo, las alabanzas y satisfacciones que en nombre de los pecadores te ofrece y concede el perdón a éstos que piden misericordia en el nombre de tu mismo Hijo, Jesucristo, el cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.

Acto para desagraviar y congraciarse al Sagrado Corazón de Jesús

Oh Corazón clementísimo de Jesús, divino propiciatorio, por el cual prometió el Eterno Padre que oiría siempre nuestras oraciones: yo me uno con vos para ofrecer a vuestro Eterno Padre este mi pobre y mezquino corazón, contrito y humillado en su divino acatamiento, y deseoso de reparar cumplidamente sus ofensas, en especial las que vos recibís de continuo en la Eucaristía, y señaladamente las que yo, por mi desgracia, también he cometido. Quisiera, divino Corazón, lavar con lágrimas y borrar con sangre de mis venas las ingratitudes con que todos hemos pagado vuestro tierno amor. Junto mi dolor, aunque tan leve, con aquella angustia mortal que os hizo en el huerto sudar sangre a la sola memoria de nuestros pecados. Ofrecédselo, Señor, a vuestro Eterno Padre, unido con vuestro amabilísimo Corazón.

Dadle infinitas gracias por los grandes beneficios que nos hace continuamente, y supla vuestro amor nuestra ingratitud y olvido. Concededme la gracia de presentarme siempre con gran veneración ante el acatamiento de vuestra divina Majestad, para resarcir de algún modo las irreverencias y ultrajes que en vuestra presencia me atreví a cometer, y que de hoy en adelante me ocupe con todo mi conato en atraer con palabras y ejemplos muchas almas que os conozcan y gocen las delicias de vuestro Corazón. Desde este momento me ofrezco y dedico del todo a dilatar la gloria de este sacratísimo y dulcísimo Corazón.

Le elijo por el blanco de todos mis afectos y deseos, y desde ahora para siempre constituyo en él mi perpetua morada, reconociéndole, adorándole y amándole con todas mis ansias, como que es el Corazón de mi amabilísimo Jesús, de mi Rey y soberano dueño, Esposo de mi alma, Pastor y Maestro, verdadero Amigo, amoroso Padre, Guía segura, firmísimo Amparo y Bienaventuranza. Amén.

Devoción de los 9 viernes al Sagrado Corazón de Jesús

Oh Corazón de Jesús, te ofrezco la Comunión de este (primer / segundo / tercer / etc.) Viernes de mes, a gloria y honor tuyo, a fin de que cumplas en mí la Gran Promesa de la perseverancia final. Concédeme, por los méritos de tu Corazón, una buena y santa muerte y la gloria del Cielo que has prometido a tus devotos. Amén.

Invocaciones al Sagrado Corazón de Jesús

AMOR del Corazón de Jesús, Abrasad mi corazón.
HERMOSURA del Corazón de Jesús, Cautivad mi corazón.
BONDAD del Corazón de Jesús, Atraed mi corazón.
CARIDAD del Corazón de Jesús, Derramaos en mi corazón.
CLEMENCIA del Corazón de Jesús, Consolad mi corazón.
DOMINIO del Corazón de Jesús, Sujetad mi corazón.
DULZURA del Corazón de Jesús, Penetrad mi corazón.
EQUIDAD del Corazón de Jesús, Reglad mi corazón.
ETERNIDAD del Corazón de Jesús, Llenad mi corazón.
FIDELIDAD del Corazón de Jesús, Proteged mi corazón.
FUERZA del Corazón de Jesús, Sostened mi corazón.
GLORIA del Corazón de Jesús, Ocupad mi corazón.
GRANDEZA del Corazón de Jesús, Confundid mi corazón.
HUMILDAD del Corazón de Jesús, Anonadad mi corazón.
INMUTABILIDAD del Corazón de Jesús, Fijad mi corazón.
JUSTICIA del Corazón de Jesús, No abandonéis mi corazón.
LIBERALIDAD del Corazón de Jesús, Enriqueced mi corazón.
LUZ del Corazón de Jesús, Iluminad mi corazón.
MISERICORDIA del Corazón de Jesús, Perdonad mi corazón.
OBEDIENCIA del Corazón de Jesús, Someted mi corazón.
PACIENCIA del Corazón de Jesús, No os canséis de mi corazón.
PRESENCIA del Corazón de Jesús, Aficionad mi corazón.
PROVIDENCIA del Corazón de Jesús, Velad sobre mi corazón.
REINO del Corazón de Jesús, Estableceos en mi corazón.
SABIDURÍA del Corazón de Jesús, Conducid mi corazón.
SANTIDAD del Corazón de Jesús, Purificad mi corazón.
SILENCIO del Corazón de Jesús, Hablad a mi corazón.
CIENCIA del Corazón de Jesús, Enseñad a mi corazón.
PODER del Corazón de Jesús, Asegurad mi corazón.
VOLUNTAD del Corazón de Jesús, Disponed de mi corazón.
CELO del Corazón de Jesús, Devorad mi corazón.

Comparte y evangeliza en las redes sociales::
Sagrado Corazón de Jesús