No hay que hablar cuando la sangre está hirviendo

Con un abrazo, en pocos minutos eliminarás todo el dolor y enojo. El enojo es uno de los problemas más serios que el mundo enfrenta hoy.

El éxito y el fracaso depende de la sabiduría y la inteligencia, que nunca pueden funcionar apropiadamente bajo la influencia de la ira.

Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciaremos la mejor parte del cerebro humano: la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que está bien o mal.

Comparte y evangeliza en Facebook y Twitter:
La amabilidad