Papa San Sixto III

San Sixto III Nació en Roma y fue el segundo Papa de la familia Colonna. Elegido Pontífice por unánime consentimiento el 31 de julio de 432, siguiendo las huellas de Celestino, condenó la doctrina de Pelagio y de Nestorio, rechazando el recurso de Euterio que había ido a Roma perorando la causa de este último.

Se resolvieron las últimas controversias: se reconoció universalmente a la Virgen : "Madre de Dios". Para recordar el acontecimiento, Sixto hizo reconstruir la Basílica de Santa María la Mayor que Liberio había dedicado a la Santísima Virgen. El culto de la Virgen se había extendido a través de todo el orbe cristiano, en una nueva oleada de veneración. Embelleció y enriqueció la Basílica con decoraciones de un lujo excepcional y con los espléndidos mosaicos, aún visibles a lo largo de las paredes de la nave central, encima del cornisamiento y en el arco triunfal.

También construyó e hizo restaurar varias iglesias y lugares sagrados de Roma, entre éstos el Baptisterio constantiniano de Letrán y San Lorenzo in Lucina. Fue enterrado en S. Lorenzo Extramuros.

Su pontificado iniciado tras el Concilio de Éfeso, celebrado en 431, estuvo marcado por el nestorianismo, doctrina que junto al pelagianismo, había sido condenada en el mismo. Y ello debido a que, al mostrarse el pontífice conciliador con Nestorio, provocó que fuera acusado de abrazar sus postulados. Sixto, para rebatir dichas acusaciones hizo reconstruir la basílica de Santa María la Mayor, que al dedicarla a María como madre de Dios, suponía su aceptación del título de Theotokos que el concilio de Éfeso había otorgado a María en contra de las doctrinas nestorianas que sólo le otorgaban el título de Khristotokos (madre de Jesús).

Fue autor de varias epístolas y mantuvo las jurisdicciones de Roma sobre Iliria contra el Emperador de Oriente que quería. Murió el 19 de agosto de 440, y fue enterrado en San Lorenzo Extramuros.

Comparte y evangeliza en Facebook y Twitter: