Historia de vida de San Expedito

San Expedito fue comandante de lo que en un día fue la legión romana; según la historio, estuvo defendiendo al Imperio Romano ante las invasiones de los Bárbaros. Posteriormente al convertirse en cristiano fue martirizado en tiempo del emperador Diocleciano en la ciudad de Melitene, Armenia (hoy conocida como Malatya, Turquía). Junto con san Expédito murieron todos sus compañeros de armas, entre ellos estaban Caio, Gálatas, Hermógenes, Aristónico y Rufo.

Al igual que él, muchos otros mártires dieron gloria a Dios en esos años, entre ellos está Santa Filomena y San Jorge.

Según la tradición católica, en el momento de la conversión de este gran santo, cuenta una piadosa anectoda de que se le acercó el demonio, en forma de un cuervo que le gritaba "cras, cras cras" (En latín significa "Mañana, Mañana, Mañana") y de esta forma trataba de persuadir a Expedito de que dejase su decisión de ser cristiano para después, ya que el demonio sabe que lo que se deja para mañana hay muchas posibilidades de que se quede sin hacer. Pero San Expedito aplastó al cuervo tentador con prontitud diciendo las palabras: "¡HODIE, HODIE, HODIE!" (HOY, HOY, HOY).

"No dejaré nada para mañana, a partir de HOY seré cristiano".

Así se convirtió en soldado de Jesucristo, utilizando desde ese momento su valor y disciplina para el Reino de Dios.

Aunque se desconoce el origen su nombre, aparece en la Martiriología Romana junto a Hermógenes y otros santos.  Su nombre es sinónimo con prontitud y se le tiene por gran y pronto intercesor.

Milagros de San Expedito

A san Expedito se le invoca en problemas urgentes. Debemos saber que lo más importante es renunciar a la vida de pecado y decidirnos cabalmente por Cristo.  Seamos pues inspirados por su prontitud y valor al seguir a Cristo en tan difíciles circunstancias cuando los cristianos eran perseguidos a muerte. Que nosotros también digamos "HOY" a Jesús y aplastemos los engaños del tentador.

También se le venera como protector de jóvenes, estudiantes, enfermos, problemas laborales y de familia, y juicios.

Existe una historia no confirmada que en el siglo XIX, por algún tipo de mal entendido, este santo aparece en una caja de reliquias que fue enviada a unas monjas francesas con la anotación: "expedir", pero esta hipótesis no puede ser cierta ya que Expedito era conocido desde el siglo XVIII en Alemania y en Sicilia y se le invocaba en casos de urgencias.

En la iconografía, Expedito es representado como un soldado con una cruz en la que esta escrito "Hodie" (Hoy) y la hoja de palma (martirio). A sus pies hay un cuervo y la palabra "cras" (mañana).

Aunque no aparece en el actual calendario litúrgico no deja de ser un santo reconocido por la Iglesia.

Debido a su nombre (que en español significa ‘rápido’), la devoción popular que lo considera patrono de las causas urgentes; abogado de las causas imposibles (un título que comparte con santa Rita y san Judas Tadeo); protector de los militares, los estudiantes, los jóvenes y los viajeros; patrono de las causas legales demasiado prolongadas.

Comparte y evangeliza en las redes sociales::