Santa María Madre de Dios

La Santa Iglesia Católica inicia el año del calendario con la solemnidad de la Maternidad divina de María.

El Título de "Madre" nos dice mucho sobre la misión que Dios le dio en la Tierra.

Los primeros en acudir al nacimiento de Jesús son los reyes magos, los cuales contemplan al Salvador de los hombres.

Pero la Iglesia Católica no solamente le tiene el título de Madre, también ella es la Inmaculada Concepción, Madre de los cristianos, Madre de la Iglesia, Madre de los pecadores, Madre del Redentor, etc.

Ella no solamente es Madre del Hijo de Dios, también es Hija de Dios, al igual que todos los bautizados en cristo, y también ella es Esposa del Espíritu Santo.

María es madre, amor, servicio, fidelidad, alegría, santidad, pureza. La Madre de Dios contempla en sus brazos la belleza, la bondad, la pureza, la maternidad, la verdad con gozoso asombro y en la certeza del impenetrable misterio de la maternidad divina.

Evangelio según San Lucas 2:16-21

En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo a Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que les habían dicho de aquel niño.
Todos los que lo oían se admiraban de lo que les decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.
Los pastores se volvieron dando gloria y alabanza a Dios por lo que habían visto y oído; todo como les habían dicho.
Al cumplirse los ocho días, tocaba circuncidar al niño, y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

Con esa fiesta, también el mundo entero dice: Feliz año nuevo.

Comparte y evangeliza en las redes sociales::