Mas de una oración para bendecir los alimentos

Jesús nos dejó ejemplo en Marcos 6:41

Entonces Él tomó los cinco panes y los dos pescados, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición.

En el pasaje bíblico dice "y levantando los ojos al cielo", esto indica que Jesús no le estaba dando gracias a los alimentos, sino al Padre que está en los cielos. Por lo tanto, nuestra agradecimiento no debe ser a los alimentos, sino hacia aquél que nos lo dio: Dios.

Oraciones para bendecir los alimentos antes y después

Bendícenos, Señor, y bendice nuestros alimentos. Bendice también a quienes nos los han preparado y da pan a los que no lo tienen. Amén.


Señor, tú eres quien da la vida al mundo. Bendice ahora este alimento y concédenos un amor fraterno y espíritu de acción de gracias. Amén.


Bendice, Señor, estos alimentos que vamos a tomar en tu santo nombre. Amén.


Jesús bendice a cada uno de los que nos reunimos en esta  mesa hoy. Gracias por los alimentos que vamos a compartir y gracias a los que los prepararon con amor para nosotros. Amén


Bendice Jesús nuestra mesa que hoy se viste de fiesta. Bendícenos a cada uno de los que nos reunimos a disfrutar la comida en este día. Gracias por los alimentos que juntos vamos a compartir. Amén


Señor Jesús, Tú que eres nuestro Pan de Vida te pedimos que derrames hoy tu bendición sobre esta mesa y estos alimentos que nos has querido dar en tu bondad.
Tú que naciste en una familia humilde y trabajadora, que conociste la fatiga y la lucha por el sustento diario, ayúdanos a confiar en la Providencia del Padre para que seamos capaces de compartir los bienes que nos regalas con quienes más lo necesitan.
Tú que te sentaste a la mesa de los pobres y de los pecadores, danos el don de la hospitalidad, para recibir en nuestras vidas a los más pequeños, a los que tiene hambre y sed de justicia, de cariño y de paz.
Te damos gracias Señor por tantas bendiciones, por confiarnos estos dones que habremos de recibir en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


Oh Jesús, tú que provees y alimentas a las aves del aire, provee y aliméntanos también a nosotros, que no sabemos ni sembrar, ni segar ni recoger. Ven, bendice nuestro alimento y dáselo también a los que no lo tienen. Amén (Padre Pío)

Comparte y evangeliza en Facebook y Twitter:
bendicion alimentos