Augusta Madre del Redentor (Alma Redemptoris Mater)

Augusta Madre del Redentor,
que del Cielo siempre Puerta abierta eres,
y estrella del mar, socorre a tu pueblo caído,
que anhela resucitar;
tú que generaste, con maravilla de la naturaleza, a tu santo Creador,
Virgen antes y después,
que de la boca de Gabriel acogiste aquel saludo,
ten piedad de los pecadores.

Amén.

Latín:

Alma Redemptoris Mater,
quae pervia caeli Porta manes,
et stella maris, succurre cadenti,
Surgere qui curat, populo.
Tu quae genuisti, Natura mirante,
tuum sanctum Genitorem
Virgo prius ac posterius, Gabrielis ab ore
Sumens illud Ave, peccatorum miserere.

Inglés:

Mother of Christ, hear thou thy people's cry
Star of the deep and Portal of the sky!
Mother of Him who thee made from nothing made.
Sinking we strive and call to thee for aid:
Oh, by what joy which Gabriel brought to thee,
Thou Virgin first and last, let us thy mercy see.

Las antífonas marianas son cantadas al final de algunos oficios de la liturgia de las Horas, como las Completas. Estas antífonas a la Virgen pertenecen al repertorio del canto gregoriano, y por lo general se cantan a capela, con una sola voz.

Tradicionalmente, la antífona mariana es diferente según los tiempos litúrgicos:

Comparte y evangeliza en Facebook y Twitter:
Augusta Madre del Redentor