Salve Reina de los Cielos (Ave Regina Caelorum)

Salve, Reina del cielo,
salve, Señora de los ángeles;
salve, Raíz, salve, oh Puerta,
de la cual la luz del mundo surgió; alégrate,
Virgen gloriosa,
graciosa entre todas las mujeres,
salve, oh toda bella,
y por nosotros a Cristo implora.

Amén.

Latín:

Ave, Regina caelorum,
ave, Domina angelorum,
salve, radix, salve, porta,
ex qua mundo lux est orta.
Gaude, Virgo gloriosa,
super omnes speciosa,
vale, o valde decora,
et pro nobis Christum exora.

Las antífonas marianas son cantadas al final de algunos oficios de la liturgia de las Horas, como las Completas. Estas antífonas a la Virgen pertenecen al repertorio del canto gregoriano, y por lo general se cantan a capela, con una sola voz.
Tradicionalmente, la antífona mariana es diferente según los tiempos litúrgicos:

Comparte y evangeliza en Facebook y Twitter:
Santa Madre de Dios